Disfonías infantiles

En los niños y adolescentes se dan los cambios anatómicos más importantes a nivel laríngeo. Un crecimiento de las estructuras acompañado de un descenso en la posición laríngea junto a la maduración estructural de los tejidos comportan cambios en la voz como el reconocido descenso tonal durante la muda vocal.

 

Los más pequeños requieren una exploración cuidadosa por parte del/la especialista ORL para poder realizar un diagnóstico certero y fiable.  De esta manera el trabajo vocal de rehabilitación en sesión será encarado de manera más precisa, descartando lesiones congénitas que pudieran frenar la evolución.
 

Los sobreesfuerzos vocales pueden empezar a apreciarse junto al inicio de la escolaridad, como manera de marcar su identidad, personalidad dentro de un grupo de iguales, sin olvidar el componente emocional de la voz. La presencia de los más pequeños en ambientes de continuo ruido como puede ser el periodo de descanso entre clases cuando salen a jugar o la propia clase comportan que continuamente puedan estar presentando sobresfuerzo vocal con el objetivo de combatir ese ruido. Encontrando entre los 5 y 13 años una alta probabilidad de presencia de nódulos vocales como lesión vocal. 

Después, entre los 12-13 hasta los 16 años se produce en los chicos el proceso de muda vocal, su inicio es dependiente de muchos factores, sin embargo respecto a su duración, se considera periodo normal si no supera los 18 meses. Siendo considerado como proceso patológico si es superior.

La nueva situación hormonal se ve reflejada también en la voz, observándose un descenso considerable del tono vocal relacionado al aumento de la hormona testosterona y el crecimiento del cartílago tiroides (cartílago que forma la nuez, siendo a partir de este momento más notable).

Las alteraciones de la voz en niños, como en adultos, son procesos provocados por diferentes causas. Una de las razones que hace imprescindible con los más pequeños la colaboración de la familia en el proceso de rehabilitación.

Comenzando el tratamiento de la voz por la aplicación de una medidas de higiene vocal básicas adaptadas a la rutina del niño en la medida de lo posible para facilitar la adaptación.

¿Qué síntomas podemos encontrar en los más pequeños?

Las alteraciones de la voz a consecuencia de sobreesfuerzos son compatibles con síntomas como ronquera, fatiga vocal, carraspeo constante, sensación de moco en la garganta, excesiva salida de aire, dificultad para cantar las notas más agudas en clase, son quejas comunes en los pacientes más pequeños con disfonía.

Clínica de logopedia especializada en rehabilitación y entrenamiento de la voz. Situada en el barrio de Benimaclet (Valencia)

Política de privacidad     ·     Mapa web

CONTACTO

C/ Músico Hipólito Martínez, 1. 46020

Benimaclet, València

960 889 169 - 679 249 065