Buscar

Me pongo muy nervioso al exponer en clase y me bloqueo con el lenguaje, no me salen las palabras

Actualizado: 7 de nov de 2018



Cuando estamos en una situación incomoda, en la que no estamos a gusto, obviamente queremos que termine pronto, consideramos que si vamos más deprisa con el lenguaje acabaremos antes, vamos atropellados, las palabras salen rotas, imperfectas y las letras (los fonemas) erróneos o distorsionados; “se nos traba la lengua”.

De esta manera el interlocutor también quiere que acabemos pronto, le hacemos sentir incómodo, atropellado, se siente inseguro y sabe que nosotros también lo estamos; y ademas, no le estamos diciendo nada, solo le mezclamos ideas.

Casi en la mayoría de las ocasiones nuestro ritmo de habla indica nuestro nerviosismo, nuestro ritmo cardíaco, seguro que ahora se os viene a la mente una persona que conoces que es muy nerviosa y que acostumbra a hablar muy deprisa, incluso nos ‘aturulla’ al hablarnos y nos transmite ese nerviosismo.

Ahora bien, ¿podemos controlar nuestros nervios en una presentación/exposición o en nuestro día a día regulando el ritmo del lenguaje, incluso nuestro pensamiento (siendo éste nuestro lenguaje interno)?



Imagen: https://www.google.es/url?sa=i&source=images&cd=&cad=rja&uact=8&ved=2ahUKEwiNgbf5m6feAhVDzRoKHVJBAncQjRx6BAgBEAU&url=http%3A%2F%2Fmx.unoi.com%2F2017%2F06%2F01%2Fexponer-no-debe-ser-una-pesadilla-sino-una-herramienta%2F&psig=AOvVaw1HsKdmClIwii-NSKIrBuuV&ust=1540750146522971

© 2020 Logoveu    logoveuvalencia@gmail.com  679 249 065